En algunas culturas se es frio, me refiero a que hay lugares donde las personas son serias a pesar de que son amables, pero les cuesta decir un te amo o dar un abrazo. Poco a poco nos vamos acostumbrando a ser personas parcas, sin expresiones de amor y cariño que se pueden ver reflejados por medio de un abrazo.

Al dar un abrazo puedes recibir fuerzas, ánimo, alegría, entusiasmo, etc. Con aquel gesto sencillo se puede lograr y hacer grandes cosas, e incluso se puede llegar a un cambio, a una transformación. Si aquella mujer que tan solo tocó el borde del manto de Jesús, quedó sana, imagínate si te dejas abrazar por Jesús, imagina la expresión y el amor que se puede sentir en sus brazos, por ello, no tengas miedo en regalar un abrazo sin mirar condiciones y sobre todo déjate abrazar por los demás.

Tarea: No tengamos miedo de abrazar al otro, no pierdes nada.