Jesús

¡Rendirnos!

En la lógica humana o en el mundo material rendirse significa someterse al dominio o la voluntad de alguien o algo, representa perder, caer derrotado ante alguien o algo más fuerte. Espiritualmente, rendirse es ser conscientes de  entregarle voluntariamente a Dios el control total de nuestra vida, para que él arranque lo que nos impide ser libres y proteja lo que nos ha entregado.

Leer más

Oxígeno de Dios

Así como nuestra naturaleza humana cada día necesita activar los pulmones y respirar para extraer el oxígeno del aire y sacar el dióxido de carbono, así nuestra alma cansada y hambrienta necesita del oxígeno de Dios, de su gracia  vivificadora que penetra el alma, ordena, limpia, sana y libera por su amor.

Leer más

Redentor

El Nuevo Testamento nos habla frecuentemente de nuestra redención. Se dice en la carta a los Hebreos que Jesús nos consiguió la redención eterna (Heb. 9,12), que nos justificó por la redención que realizó (Rom. 3,24), que Él mismo se hizo redención por nosotros (1 Cor. 1,30), que por su sangre tenemos redención (Ef. 1,7). Por eso a Jesús lo llamamos “el Redentor”.

Leer más

Mi familia en ‘todo’ momento.

Desde mi experiencia, los que sin haber prometido, que van ha estar en todo momento, en toda circunstancia, o como lo decimos coloquialmente, ‘pa’ las que sea’, es mi familia, son aquellos que permanecen en todo momento, ya sea bueno o no tan bueno, por ello, una de las cosas en las que me siento seguro y confiado es en que mi familia va estar siempre…

Leer más

SENTIRSE ACOMPAÑADO.

Dejemos de sentirnos solos, y busquemos a los nuestros, dejemos a un lado nuestra pena e incluso nuestro orgullo y busquemos a papá, mamá, hermanos, abuelos, de seguro nos van a dar un buen consejo y será la mejor compañía que podamos tener, nos darán un abrazo sincero y lleno de amor como los que da Jesús de Nazaret.

Leer más

Es momento de actuar

De seguro a muchos les gusta postergar muchas cosas, de seguro siempre utilizan la frase, ‘mañana lo hago’ y así se convierte esto en un círculo de aplazamiento, siempre esperando y permitiendo que el tiempo avance y aquello que debes hacer, tome más ventaja. Esto aplica en todos los campos de nuestra vida, ya sean tareas, trabajo, actividades, o si estás dependiendo de una sustancia, que te hacen vivir en un mundo opaco y sin vida.

Leer más

¿No será hora de transformar este presente? ¿no será posible abogar por una identidad propia?

Con el paso del tiempo me he decepcionado un poco de los cristianos (católicos, evangélicos, protestantes, anglicanos…). Debo aclarar que soy cristiano y llego, también, a decepcionarme de mí mismo. Vivimos en un mundo tan (1) individualista, (2) narcisista, (3) egoísta y (4) hedonista, pero el problema es que los cristianos nos hemos dejado llevar por esas corrientes.

Leer más

Agradecidos

Esa actitud sensible y noble nos lleva a dar gracias por lo que Dios hace cada día, a  expresar con nuestros labios una alabanza, llena del gozo del amor de Dios hasta por nuestros bienhechores, como los llama San Juan Eudes, aquellos que nos contradicen, persiguen, calumnian, que cumplen con su misión de limar nuestro carácter y acercarnos a Jesús, a una vida nueva.

Leer más