Cuando se habla de equipo, abarca muchas cosas, como el trabajo, entenderse, respetar al otro, apoyarlo en lo que necesite, animarlo y sobre todo realizar un buen juego que los lleve a una victoria. Todo el esfuerzo se nota al momento de estar en el terreno de juego, en este campo se muestran todas las habilidades que se tiene, cumpliendo cada uno con su tarea.

Por ejemplo si se habla de un equipo de fútbol, cada jugador sabe cuál es su posición en el terreno, ya sea el delantero, mediocampista, defensa o arquero. Se enfocan en hacer bien su tarea, con el objetivo de anotar goles a su rival, por ello, trabajan en equipo. Si no se entienden y juegan de manera individual, pueden tener un resultado negativo.

Considero que la familia es equipo, en el que se debe tener ciertas características para salir adelante, sobre todo para enfrentarse a la vida. Cada uno de los que hacen parte de este núcleo familiar, tiene un papel importante dentro del equipo, por ello, deben dar lo mejor de sí, para poder convivir y saber entender a los suyos.

No entenderse dentro del equipo familiar puede traer muchas complicaciones, la más fuerte estar divididos, sobre todo si es papá y mamá que son la base y los ‘capitanes’, ellos deben ayudar a dirigir, deben enseñar a trabajar en equipo. Así como en todo partido hay victorias y derrotas, pero lo importante es seguir unidos para seguir dentro del juego, para seguir superando dificultades que se presente en casa, en eso momentos difíciles es donde se trabaja con más esfuerzos para superar esos obstáculos.

Es importante saber armar estrategias, para saber entenderse, que las tareas que se distribuyan en casa, cada uno la asume con responsabilidad, que se interese por el bienestar del otro, así todos van a estar tranquilos dentro de su equipo. El amor y la unión es la base de casa familia, por ello, los invitamos que en su equipo se alimente estas dos características importantes. De esta manera estarás en el mejor equipo, disfrutando y superando cada momento de la vida.