familia

Con mi familia pa’ las que sea

Desde mi experiencia, los que sin haber prometido, que van a estar en todo momento, en toda circunstancia, o como lo decimos coloquialmente, ‘pa’ las que sea’, es mi familia, son aquellos que permanecen en todo momento, ya sea bueno o no tan bueno, por ello, una de las cosas en las que me siento seguro y confiado es en que mi familia va estar siempre…

Leer más

Cómo dar testimonio

1. El testimonio debe prepararse El testigo debe orar para saber lo que Dios quiere que comunique y lo que quiere causar con el testimonio en los oyentes. Se debe orar por éstos en general y por la persona a la que se desea hablarle de Jesús en particular, para que sus corazones se abran a la gracia, para que capten el mensaje que se quiere comunicar, para que creen vínculos de amistad con el testigo, para que el testimonio sea para ellos ocasión de un encuentro con Jesús, para que el Padre los atraiga hacia Jesús (Jn. 6, 37.44).

Leer más

Un gran equipo

Cuando se habla de equipo, abarca muchas cosas, como el trabajo, entenderse, respetar al otro, apoyarlo en lo que necesite, animarlo y sobre todo realizar un buen juego que los lleve a una victoria. Todo el esfuerzo se nota al momento de estar en el terreno de juego, en este campo se muestran todas las habilidades que se tiene, cumpliendo cada uno con su tarea.

Leer más

Juntos pero no revueltos

En las familias también se dan las apariencias ante los demás, el hacer ver a los otros que no se tiene ningún problema, que todo está bien, que no hay conflictos ni dificultades. Se pretende hacer ver que es la familia más unida, que se trabaja en equipo, pero hay una realidad que cada uno de los integrantes conoce y sabe que es una absurda mentira.

Leer más

Un momento para divertirse

De entrada me gustaría preguntar ¿cuál fue la última vez que jugaste con tu familia? No sé si fue hace poco o mucho. Pero si recordamos ese momento de seguro fue uno de nuestros mejores días, en los que reímos sin parar, se disfrutaba de cada instante y el cual quedó registrado en los mejores recuerdos, y se recuerdan aquellas anécdotas con una sonrisa en el rostro.

Leer más

¡Alabando y venciendo

En la oración de alabanza elevamos nuestro espíritu, nuestras manos, voces y danza, conscientes del infinito amor de Dios Padre, “el Padre del cual proceden las cosas y por el cual somos nosotros” (1Co 8, 6). Abrimos nuestra mente y corazón a sus maravillas y Dios mismo va trocando nuestras cárceles en libertad y victoria como les sucedió a Pablo y a Silas que “hacia la media noche entonaban himnos a Dios; los presos les escuchaban y de repente se produjo un terremoto tan fuerte que los mismos cimientos de la cárcel se conmovieron. Al momento quedaron abiertas todas las puertas y se soltaron las cadenas de todos" (Hch 16, 25-26).

Leer más

Quiero cambiar su chip

En diferentes ocasiones he escuchado a hijos que desean cambiar a sus padres, no cómo lo están pensando, tal vez en  reemplazarlos, no, me refiero a cambiar su forma de pensar, e incluso desean hacerlo con sus abuelos. Por estos motivos se trata de generar un pensamiento diferente, costumbres e incluso culturas, lo cual genera una rivalidad, puesto que el "chip" que ellos tienen es de raíz, de generaciones, de su tierra.

Leer más