¡Jesús, te amo!
Amor ¿cómo no amarte?
Tú me has amado más que a ti mismo.
Por ti quiero yo consumirme,
por mí tú te has entregado.
Amor ¿cómo no amarte?
¡Jesús, amor, te amo!

¡Jesús, te amo!
Por mí te vuelves loco de amor.
Ojalá amándote, pueda también
mi alma volverse loca a su vez.
Como me has amado yo te amo.
¡Qué dulce ser loca de amor!
¡Jesús, amor, te amo!

¡Jesús, te amo!
Dame tu Corazón para amarte;
el que palpita en mí misma
no tiene ardor para prenderse.
Sólo Tu sabes cómo hay que amarte.
Dame tu Corazón para amarte.
¡Jesús, amor, te amo!

¡Jesús, te amo!
Jesús es el corazón de mi corazón.
Oh dulce Jesús, oh el amor mismo,
fuente viva de mi dicha,
yo tengo todo el Cielo en mí.
Jesús es el corazón de mi corazón.
¡Jesús, amor, Te amo!

¡Jesús, te amo!
¡Jesús sólo, mi vida y mi todo!
Haz que separada de mí misma,
yo viva en Ti siempre en todo lugar.
Al mundo yo le digo anatema.
¡Jesús sólo, mi vida y mi todo!
¡Jesús, amor, te amo!

¡Jesús, te amo!
Apresúrate a consumirme;
mientras permanezca yo misma,
nunca sabré yo amarte.
En las llamas de tu gran amor
apresúrate a consumirme.
¡Jesús, amor, te amo!

¡Jesús, te amo!
Por Ti de amor quiero morir.
El esperarte belleza extrema
demasiado tiempo, me hace languidecer.
Yo quiero verte, ¡oh Tú! a quien amo
y para verte quiero morir.
¡Jesús, amor, te amo!