Corazón

Hasta que te abrí la puerta…

Como en la vida de muchos, antes de conocerte, viví momentos de soledad que eran profundamente asfixiantes, representaban un encierro en una habitación sin salidas. Eran como un gran corredor repleto de personas, de momentos placenteros en el que, aun así, me sentía completamente solo. En esas andanzas, algo me llamó, me despertó, me puso…

Leer más
12