esperanza

Cada semilla es una esperanza.

En esta ocasión te lo explicamos casi en detalle. Pero fíjate sobre todo en la conclusión que invita a la apertura de la fe, con perseverancia, desde el corazón que decide a partir de dos cualidades: “Los de tierra buena son los que escuchan la Palabra con un corazón íntegro y bueno, la custodian y dan fruto con perseverancia” (8, 15)

Leer más

De la angustia a la esperanza

¿Te sientes angustiado o angustiada? ¿la preocupación, la ansiedad aumentan en ti con el pasar de los días? ¿Estás en una profunda depresión?, ¿No sabes qué hacer con tu vida?, ¿despertar por la mañana es pensar en tormentos, incertidumbres o penas? Si hay un sí como respuesta a estas cuestiones. Te propongo que abras tu corazón a lo que sigue, estoy seguro que cambiará toda tu vida.

Leer más

Isabel la que creyó lo imposible

Uno los personajes en donde Dios se manifiesta poderosamente, es en la Virgen María, modelo de virtud, esclava del Señor, que responde con toda su voluntad al plan del altísimo, convirtiéndose en precursora de personas humildes y sencillas que reciben de Dios lo que parece imposible, es así como lo muestra por alguna razón el evangelista Lucas, cuando narra la preocupación social y caridad por parte de María a su prima anciana, embarazada a pesar de su condición: “Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios.” (Lucas 1, 36-37).

Leer más

¿Es Jesucristo el Señor de nuestros hogares?

Me preguntaba interiormente: ¿Quién es el Señor de ese hogar: Jesucristo resucitado o la muerte que, supuestamente, les había arrebatado ese ser querido para siempre y la ilusión de vivir y amar? Recordé a san Pablo: Si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó. Y si Cristo no resucitó, su fe es vana…Si solamente para esta vida tenemos puesta nuestra esperanza en Cristo, ¡somos los hombres más dignos de compasión! (1 Cor 15, 16-19).

Leer más

La ventaja de tener esperanza

La esperanza, junto a la caridad y la fe, es una de las tres virtudes teologales, infusas en nuestra alma, importantes porque son herramientas para la vida cristiana, brillando con el esfuerzo personal y el hábito de repetirlas. Particularmente quien tiene esperanza, sabe que en Dios está su vida, y que Él tiene el poder de hacer o lograr lo imposible: “Yo espero en Yahveh, mi alma espera en su palabra; (Salmo 130, 5).

Leer más

LA FE, LA ESPERANZA Y EL AMOR, ALIMENTO DE LA ORACIÓN

“Se entra en oración como se entra en la liturgia: por la puerta estrecha de la fe. A través de los signos de su presencia, es el rostro del Señor lo que buscamos y deseamos, es su palabra lo que queremos escuchar y guardar.” (C.I.C. 2656) Sin fe es imposible vivir esta comunicación y diálogo que es la oración para el creyente, si no se cree que Dios es quien quiere comunicarse y dialogar con nosotros, que su Palabra es viva y eficaz, que nos escucha, que nos presta toda la atención a nuestra oración, no se darán los frutos que trae cuando realmente estamos convencidos que estamos en comunicación y comunión con Dios en la oración.

Leer más

Autoestima

La autoestima está en el centro de todos los problemas y también de todos los beneficios de las personas, por eso cuando trabajamos en mejorar autoestima otras áreas de la vida se ven afectadas, en este caso para bien.

Leer más

Hasta el último pitazo

No puedo ocultar la pasión que tengo por el fútbol, no puedo ocultar todas las emociones que se sienten y más cuando juega tu equipo del alma, se puede gritar, llorar, sufrir porque se va perdiendo, o estar alegres porque se anotó un gol. En diferentes partidos se ha visto que ciertos equipos van perdiendo…

Leer más