cuentos

Teófilo y la montaña bienaventurada

Y mientras cenaban, como Teófilo se encontraba muy ansioso por lo que le ganaba el tiempo, cenó muy aprisa. Esto ocasionó que se indigestara, además como era insaciable, comió en demasía y terminó por dormirse. Y soñó que llegaba a una montaña la cual era muy hermosa, alta y blanca como la nieve. Al verla se quedó impresionado, pues jamás había visto cosa igual. Al acercarse sintió que un aire lo detuvo.

Leer más

Aguanta un poco más

Se cuenta que en Inglaterra había una pareja que gustaba de visitar las pequeñas tiendas del centro de Londres. Un día, al entrar en una de ellas se quedaron prendados de una hermosa tacita. «¿Me permite ver esa taza?», preguntó la señora, «¡nunca he visto nada tan fino!»

Leer más

El peso de la cruz

Esta era una vez un hombre que quería seguir a Jesús y alcanzar a través de este servicio el Reino de los Cielos.En un sueño profundo, aquel hombre quiso entrevistarse con Nuestro Señor, y le indicaron el camino del bosque. A poco andar encontró a Jesús y le expuso sus intenciones. Nuestro Señor lo miró con inmensa ternura, luego desprendió del suelo de un árbol joven pero alto, y le dijo:

Leer más