El ruido de nuestra sociedad y los diferentes problemas, nos hacen perder de otros entornos de nuestra vida, nos hacen perder el foco de lo que es importante o lo que fue importante para nosotros en algún momento. No podemos permitir que otros entornos opaquen nuestra vida, por ello, debemos prestar atención a no dejar caer las cosas lindas y valiosas de la vida.

Hoy en día debemos prestar atención a lo que es importante, como nuestra familia y amigos, e incluso a nosotros mismos, debemos prestar atención a estar en una constante relación con Dios. Es bueno que reflexiones sobre aquellas cosas que has dejado de lado y tal vez han perdido valor en tu vida, porque estas con el afán de conseguir otras cosas que pueden ser importantes materialmente, pero no emocionalmente. Si ya no le prestas atención a tus padres o hijos, es momento reaccionar y volver a a darle valor a las cosas, por ello no dejes perder la luz, siempre presta atención a todo lo que gira en torno a tu vida.