familia

La pereza dentro de mi familia

Muchas veces estar en casa,  con problemas o ciertas dificultades causa pereza, y tal vez un poco más a los jóvenes quienes piensan que todo es fácil, que la vida se basa en estar con los amigos y de salir de paseo, claro, esto es un muy buen plan, pero hay ciertas responsabilidades a las cuales debemos estar atentos, cómo el estudio, trabajos, oficios en la casa.  

Leer más

¿Familias divididas?

    En nuestra realidad social, vemos o vivimos momentos fuertes en nuestras familias, y una de esas circunstancias es cuando hay división, diferencias, odios, rencores, que nos llevan a estar apartados y poco a poco se va extinguiendo el amor.    En situaciones difíciles por las que se atraviesa, es donde se debe estar…

Leer más

Re-Unidos

Si humanamente sabemos que la unión hace la fuerza, cuanto más en el mundo espiritual fortalece nuestra fe unirnos en cada encuentro de oración con el Padre, con el Hijo, con el Espíritu Santo y con nuestra madre María Santísima, para recibir su gracia. Gracia que nos purifica, fortalece y renueva la fe ante el combate que diariamente vivimos.

Leer más

Jesús no es superficial.

Me impresiona como las personas muestran una cara de ‘santidad o ‘estampitas’ -como lo dijo el Papa Francisco-, feligreses que hablan todo el tiempo de Jesús, incluso se  aprenden una cita bíblica y la repiten en cada momento, la enseñan a sus conocidos y a los que no, mostrando a un Jesús que tal vez no conocen realmente. 

Leer más

ESPIRITUALIDAD DE COMUNIÓN.

Cuántas veces, cuando hablamos de la pareja o de los demás, señalamos sus limitaciones y criticamos sus defectos. Aquí se nos propone rescatar lo positivo que tiene el otro para valorarlo como “regalo de Dios”. Qué importante es que el esposo sepa que su esposa es el mejor regalo de Dios para él y la esposa reconozca que su esposo es el mejor regalo de Dios para ella.

Leer más

¿Es Jesucristo el Señor de nuestros hogares?

Me preguntaba interiormente: ¿Quién es el Señor de ese hogar: Jesucristo resucitado o la muerte que, supuestamente, les había arrebatado ese ser querido para siempre y la ilusión de vivir y amar? Recordé a san Pablo: Si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó. Y si Cristo no resucitó, su fe es vana…Si solamente para esta vida tenemos puesta nuestra esperanza en Cristo, ¡somos los hombres más dignos de compasión! (1 Cor 15, 16-19).

Leer más

Educar para el amor

Es fundamental entender que el amor es una actitud de construcción del otro y cada uno se convierte en medio para que alcance la finalidad de su propia existencia (el otro no es un medio mío, soy yo un medio para él).

Leer más