Tenemos como conocimiento que la adicción es solo aquello referente a las drogas o sustancias alucinógenas, pero debemos tener en cuenta que hay diferentes maneras en las que las personas se vuelven adictas a algo, como el que es alcohólico, amante a los juegos de azar, vídeo juegos, sexo, pornografía, ejercicio físico en exceso, e incluso al trabajo; todos esos son personas adictas. 

No sé si en este momento tienes algún comportamiento en el que te lleve a tener una adicción, que te lleve a perderte en tí mismo, en un mundo en el que sólo te interesa tu placer y no  los demás, ante ello, deberíamos reflexionar, puesto que vivir con estas dependencias hace que nuestra vida esté esclavizada con un placer momentáneo.

En días anteriores, escuchaba en una entrevista a un reconocido actor, que reconocía su adicción a la comida, prácticamente comía todo el día, e incluso, todos los días se levantaba a las dos o tres de la mañana a buscar algo que comer. Es un tema fuerte y difícil, puesto que aquella dependencia afecta diferentes aspectos de nuestra vida, ya sea algo físico, de salud o mental. 

Así como el Papa francisco afirmó en una ocasión, ‘no somos quien para juzgar’, por ello, antes de juzgar deberíamos abrazar y ayudar a levantar a estas personas. Puede que no consumas drogas, pero puedes estar dependiendo de otras cosas. Te animamos a reflexionar sobre tu vida y sobre todo a evaluar en si debes hacer un cambio que sea radical y que te ayude a seguir.