El estar en este camino de cuaresma nos ha llevado a muchas reflexiones, y sobre todo hemos estado en la tarea de preparar el corazón, no solo para una semana sino, para toda la vida. No te preocupes si sientes que aun no estas preparado, todo es un caminar y preparación, es un proceso en el que se va construyendo poco a poco.

Para este camino cuaresmal es importante que abras y prepares el corazón, permite que Jesús viva y reine dentro de ti. Prepara tu corazón y entrégalo, Él se encargará del resto, lo importante es que saques del corazón aquello que ya no sirve, aquellos apegos, o rencores, déjalos por fuera, de esta manera preparas el corazón para el Padre y para los demás.

Tarea: Saca de tu corazón aquello que no te deja avanzar.