Frases de amor

La voluntad de Dios

Una antigua leyenda noruega cuenta acerca de un hombre llamado Haakon, que cuidaba una ermita a la que acudía la gente a orar con mucha devoción. En esta ermita había una cruz muy antigua. Muchos acudían ahí para pedirle a Cristo algún milagro. Un día, el ermitaño Haakon quiso pedirle un favor, guiado por un sentimiento generoso. Se arrodilló ante la cruz y dijo: «Señor, quiero padecer por Ti. Déjame ocupar tu puesto. Quiero reemplazarte en la cruz». Y se quedó fijo con la mirada puesta en la efigie, como esperando la respuesta. El Señor abrió sus labios y habló... Sus palabras cayeron de lo alto, susurrantes y amonestadoras

Leer más

Guerreando en la desilusión

Recuerda: a. No te rindas, sigue luchando, las dificultades y problemas hacen parte de la misión; ellas nos llevan a tener siempre presente que la obra es de Dios, por tanto, son necesarias, nos ayudan a tener contacto permanente con Dios a través de la oración, la lectura de la Palabra y la vida con los hermanos.

Leer más

¿Cuál es la función del Espíritu Santo?

No soy amiga de hablar del Espíritu Santo en abstracto, porque no existe. Lo real es la acción continua del Espíritu en las personas. El Espíritu Santo es Dios mismo, como Espíritu, abriendo espacios en la persona para que se crezca en la presencia del Padre y del Hijo. La función del Espíritu Santo es hacer presente personalmente al Padre y al Hijo en el ser humano. O sea que el Espíritu es la presencia actuante del Padre y del Hijo en nosotros.

Leer más