17 julio, 2020

Pez

Jesús compartió el pescado con sus discípulos: En la multiplicación de los panes y los peces (Mt. 14,17), o en la comida que sigue a la resurrección (Lc. 24,42), tras la pesca milagrosa, cuando Él mismo, preparó un pez asado y lo ofreció a sus discípulos. Así el pez, comida que Jesús da, evoca la Eucaristía que es el verdadero alimento con que el Señor Jesús quiere nutrir a su Iglesia. (Jn. 21,13). En la catacumba de Lucina hay una pintura del Siglo II: Una canasta con panes y un pez vivo que se ofrece a la comunidad.

Leer más

El peligro de ser espiritual

Si queremos reflexionar en torno a la idea de espiritualidad debemos hablar primero de los peligros que la encierran, pero de manera especial de uno que acecha a quienes por las circunstancias que sean están hoy alejados de la fe cristiana. El peligro más recurrente entre los cristianos es la manera como comprenden la noción misma de espiritualidad. ¿Qué entienden por espiritualidad? ¿Quién es en efecto alguien espiritual?

Leer más