¡Llegó la hora de alabar al Rey! Con esta canción los asistentes a este encuentro organizado por las comunidades carismáticas católicas del Minuto de Dios Cristo Rey y Sembradores de la Palabra para los servidores de la Renovación Carismática Católica de las distintas comunidades cercanas al Minuto de Dios en Bogotá y Engativá.

Se inició con la Eucaristía presidida por el Padre Carlos Jiménez Cjm, quien dirigió su predicación hacia los servidores de la RCC que acogieron la invitación hecha por Gloria de Bravo y Alba Rocío Bravo, madre e hija, invitándolos a vivir una experiencia de renovación en la gracia y la Presencia del Espíritu Santo.

Después de la Eucaristía se inició un espacio de Alabanza y Adoración animado por Alba Rocío Bravo apoyado por el ministerio de música Juan Tres Dieciséis y el ministerio de danza de la comunidad Sembradores de la Palabra, este momento estuvo lleno de emoción y todos los participantes se gozaron de este regalo del Señor, seguidamente Alba Rocío inició con una oración de efusión de Espíritu Santo, que los participantes disfrutaron y vivieron con el corazón anhelante de renovar su experiencia en el Espíritu Santo.

Más tarde la señora Gloria de Bravo, cabeza de la comunidad Cristo Rey, compartió una enseñanza donde se reflexionó lo que implica la Vida Nueva y comprender la vivencia del Bautismo en el Espíritu Santo, ella contó su testimonio y enfatizó que hace 40 años vive en una constante intimidad con el Señor Jesús, que esto ha sido la clave que le ha permitido seguir en unidad con él, que todos los días busca de la presencia de Dios porque no se cansa de experimentar su Amor y su Gracia.

Después Gloria de Bravo y su hija Alba Rocío realizaron una oración de efusión de Espíritu Santo por cada uno de los participantes, servidores en su mayoría que vinieron a renovar su experiencia en Dios, esta experiencia fue hermosa y revitalizante para todos los que participaron de este evento.

Finalmente René Acevedo, también predicó motivando a los asistentes a vivir una experiencia de renovación de la Gracia del Espíritu Santo y terminó el evento orando, alabando y bendiciendo con todos los participantes con la ayuda del ministerio de música y de danza.

Estamos invitados a renovar la experiencia del Espíritu Santo, llenándonos abundantemente de su Presencia!