Se puede llenar y hacer un listado de propósitos para nuestra vida, puedes pensar y escribir los que se te pasen por la mente, ya sea por llenar el papel o para que los  que están a tu lado se sorprendan de lo que vas a ‘realizar’ a futuro. Pero se sabe y se es consciente que muchos de ellos van a quedar en el olvido, esto no porque sea un imposible, no se realiza porque no se trabaja en ello.

La idea de hacer un propósito es poder realizarlo, sea cual sea y más si se trata de un cambio de vida, un cambio que se necesita urgentemente, no puedes quedarte en el papel, o prometiendo sin sentido, si es un propósito que te lleva a salir del abismo debes actuar  lo más pronto posible.

No dejes que la vida se te pase pensando en que mañana se puede realizar tal acción, no te dejes coger ventaja, la vida es corta y se nos va. Lo mejor que puedes hacer es analizar y pensar que es aquello en lo que voy a trabajar, después lo escribes y empiezas a trabajar con pasión para que dicho propósito se cumpla.

Si estás en una situación de adicción sea cual sea, trabaja en ese propósito que te ayude a salir, pídele a Jesús que te acompañe a realizarlo que te regale pasión y fuerzas para que puedas lograrlo, la lucha no va a ser fácil pero si tienes a Jesús y pasión por salir adelante lograras salir victorioso. Animo no te quedes esperando, hay que trabajar y correr para lograrlo.