Jesus_orando

Entre los principales fundamentos de la vida cristiana está la oración, porque la vida misma de Jesucristo fue una oración constante y por eso para nosotros como cristianos creyentes es un deber continuar y expresar en la oración, lo que El mismo nos enseña sobre todo esto, Jesús es el modelo de oración en su propia vida, Él nos enseña cómo hacerlo, en toda ocasión, por eso si decimos ser cristianos, es nuestro deber aprender como orar y como hacer de esta un estilo de vida.
La oración ha de ser para el cristiano como el alimento que lo sostiene en su peregrinar por esta tierra, como el aire que le permite respirar, como la sangre que corre por todo nuestro cuerpo que da fuerza, vitalidad y empeño para vivir, todo aquello que a veces nos parece necesario e importante, es nada en relación a la oración que necesita nuestra existencia y que es la fuerza que nos saca adelante en el duro caminar por esta vida terrenal.
Para Jesús la vida eterna consiste en conocer y amar a Dios, esto solo se puede conseguir por medio de la oración constante y permanente, adquirir esta gracia divina, solo se consigue cuando oramos para que esto pueda ser posible, para que Dios se revele a nuestra existencia y nos conduzca a conocer todos los misterios que rodean la salvación.

descargaLa oración permite acudir a Dios en cualquier momento que se necesite, es El únicamente quien nos puede ayudar de la mejor manera, siempre que le pidamos, dejemos que sea El resolviendo nuestras dificultades, enseñándonos como enfrentar las diversas realidades que nos agobian, que nos hacen sentir frustrados y cansados de vivir, sin El nada podemos hacer, somos miseria y nada, cuando nos apartamos de su lado, en cambio cuando dejamos que nos ayude, cuando le oramos con el corazón y la fe suficiente lograremos vencer todo obstáculo que se presente en la vida.
San Juan Eudes nos dice cuando habla de la oración que: “es una elevación respetuosa y amorosa de nuestro espíritu y nuestro corazón a Dios. Es dulce diálogo, santa comunicación, divina conversación del cristiano con su Dios.” (Vida y Reino de Jesús en las almas cristianas). Para el fundador de la Congregación de Jesús y María, conocida como Padres Eudistas, la oración es la sublime comunicación que tenemos con Dios, que para esto debemos inspirarnos y dejarnos guiar por el Espíritu Santo en la persona de Jesús, quien repetidas ocasiones en los evangelios nos va a mostrar cómo se debe orar, cuando se debe y para que nos puede servir este diálogo divino.

ABC-oracionDice también Juan Eudes que en la oración contemplamos a Dios, lo hacemos en sus perfecciones, sus misterios y en sus obras, en todo esto lo adoramos, lo bendecimos, lo amamos y lo glorificamos, pero también nos entregamos a él, nos humillamos por nuestros pecados e ingratitudes, pidiéndole su misericordia, tratando por todos los medios de parecernos a él por la contemplación de sus misterios, virtudes y perfecciones, pero ante todo le pedimos lo que necesitamos para poder amarlo y servirle como él lo merece de nuestra parte.

untitled01
Quien se dice cristiano, pero no ora, no podrá nunca dar testimonio de lo que implica estar en intimidad con Dios, menos aún conocerlo ni poder amarlo con todo el corazón, con toda el alma, con todas las fuerzas, ni buscar amarlo más y más, por eso si te dices ser cristiano, intensifica la oración en tu vida para que puedas dejar vivir y reinar en tu corazón y en toda tu existencia.