Jesús es el Pastor a quien tenemos que escuchar, es el Pastor en quien hay que creer para tener vida eterna.

Acudir al regazo del Pastor, acudir a su morada, acudir a quien comunica en sus palabras vida eterna, ha de ser la misión de cada oveja, cada seguidor del Mesías.

Ser oveja del redil del Señor, es estar atento a su voz para ser conocido y amado; es hacer camino, siguiendo sus huellas, no como simples espectadores, sino comprometidos con la misión misma del pastoreo, sumergidos con confianza plena en su amor, un amor que permanece para siempre.

Creer en el Pastor es tener la certeza de pastos verdes, de auxilio en el peligro y de vida, también en tiempos de muerte.

 @pdeibysanchez