vida

Estar y no producir frutos sólo nos dará la oportunidad de ser eliminados

Hoy, por aquellos acontecimientos que se viven en nuestra vida, nos cuesta creer, nos cuesta confiar en los demás, pero es momento de empezar a creer en Jesús de Nazaret, es momento de creer en su palabra para que no te sientas decepcionado porque ya te han fallado. Te haría la invitación de empezar a creer más en Jesús que en los hombres, pues si recuerdas sucesos de tu vida, recuerdas que te han quedado mal en diferentes ocasiones; ojo no quiero afirmar que ‘todos’ fallan, pero sí la gran mayoría, por ello, se deben tener presente a aquellos en los que confías.

Leer más

Entrega: eso que posees puede llenarle la vida a otros

Es momento para reflexionar y entregar a los tuyos aquel amor que posees, aquellas sonrisas, abrazos, escucha, consejos, necesitan de tí. En muchas ocasiones pasan por desapercibidas estas acciones que son importantes, que muchos las esperan de ti, pero por el trabajo, problemas y dificultades las olvidamos. Tan solo necesitas de ti para abrirte a esta experiencia de entregar y disfrutar.

Leer más

Una batalla conmigo

Me atrevo a decir que en algún momento nos hemos tropezado con algunos problemas y algunas discusiones, con otras personas, algunas más fuertes que otras. Son luchas difíciles que agotan y dejan sin fuerzas, pero se debe superar, no con peleas o venganzas, sino se trata de buscar la mejor solución posible.

Leer más

Vivo sin vivir en mi

Vivo ya fuera de mí después que muero de amor, porque vivo en el Señor que me quiso para sí. Cuando el corazón le di, puso en él este letrero: que muero porque no muero. Esta divina prisión del amor en que yo vivo, ha hecho a Dios mi cautivo, y libre mi corazón;

Leer más

Carta para los que se sienten frágiles y lejos de Dios

Muy a menudo, se escucha la queja de muchas personas, que quizá atraviesan por momentos difíciles, y expresan : “es imposible superar esta situación”, “no tengo fuerzas para seguir adelante”. Así también pensamos muchos de nosotros, cuando nos enfrentamos a situaciones límite, sin embargo; lo que no sabemos es que tenemos un Dios que consciente de lo frágiles que somos, siempre nos respalda, nos da sus fuerzas para seguir adelante, cuando creemos que es imposible solo su gracia nos basta, como lo dice el apóstol Pablo: “Pero él me dijo: “Mi gracia te basta, que mi fuerza se muestra perfecta en la flaqueza”. Por tanto, con sumo gusto seguiré gloriándome sobre todo en mis flaquezas, para que habite en mí la fuerza de Cristo.” (II Corintios 12, 9).

Leer más