padre Fidel Oñoro

El costo de ser profeta

Ante la persona de Jesús siempre se toma alguna posición. En el texto de ayer vimos la reacción de las personas familiarizadas con Jesús desde pequeños, hoy vemos la reacción de uno que ni siquiera lo ha visto, uno –por así decir- extraño a Jesús: el rey Herodes, rey (con título de Tetrarca) de la región donde Jesús está evangelizando.

Leer más

Poner el dinero a favor del prójimo. – Lectio Divina-

Un discípulo de Jesús se va a distinguir por el ejercicio de la ‘Fidelidad’ (16,10-12; note la repetición tres veces del término) que nos hace dignos que nos hace dignos de recibir el bien mayor, que sí nos pertenece y que permanece definitivamente, que es la comunión con todos nuestros hermanos en la eternidad de Dios. Allí donde ya no hay ambigüedades ni brechas, donde crecemos: no en nuestras fortunas sino en desarrollo de todas las potencialidades de nuestro ser.

Leer más

Siempre invitados

Mientras están en un comida conversando, todos contentos por tener un invitado excepcional como el profeta de Galilea, a un cierto punto uno de los comensales, a lo mejor para elevar el nivel del diálogo o para quedar bien, dice que estar juntos es bello, pero que se imagina cómo sería aún más bello hacerlo en el banquete del Reino de Dios.

Leer más