Oración

Es más fuerte

Al entrar a hablar del mundo de las adicciones - la que sea- puede ser algo, difícil, puesto que dar una palabra o consejo es muy fácil, o a la vez sentarnos a criticar, pero la persona que está sumergida en ese mundo, vive otra realidad, que muchas veces no comprendemos y pensamos que es algo muy fácil de dejar, pero nunca nos ubicamos  en los zapatos de estas personas.

Leer más

Tiempo a Solas

Es bueno tener un tiempo a solas, para reir, llorar, reflexionar y sobre todo para orar. Es bueno tener un espacio de intimidad con Jesús, en el que puedas ser tú mismo, que las máscaras se quiten de tu rostro, de tu corazón. que puedas ser auténtico frente a su mirada de amor.

Leer más

Cuando estoy contigo, el tiempo se detiene

Charlar con aquella persona con la que podemos ser auténticos, es bastante cómodo, puesto que podemos reír y llorar, tal vez es aquel instante en el que nos sentimos únicos, es un momento en el que nos olvidamos de todo, porque la persona que está al frente no nos señala o juzga, nos escucha atentamente y nos acompaña con amor y entendimiento, por esa razón, logramos ser nosotros mismos, por la confianza que nos brindan. El único inconveniente que suele presentarse con aquellos que están atentos, es que no pueden estar todo el tiempo por sus ocupaciones y demás y eso a veces no es tan bueno, porque hay instante en los que deseamos hablar y no están.

Leer más

¡Alabando y venciendo

En la oración de alabanza elevamos nuestro espíritu, nuestras manos, voces y danza, conscientes del infinito amor de Dios Padre, “el Padre del cual proceden las cosas y por el cual somos nosotros” (1Co 8, 6). Abrimos nuestra mente y corazón a sus maravillas y Dios mismo va trocando nuestras cárceles en libertad y victoria como les sucedió a Pablo y a Silas que “hacia la media noche entonaban himnos a Dios; los presos les escuchaban y de repente se produjo un terremoto tan fuerte que los mismos cimientos de la cárcel se conmovieron. Al momento quedaron abiertas todas las puertas y se soltaron las cadenas de todos" (Hch 16, 25-26).

Leer más

Abandonado en tu AMOR

Todo este temor se lo manifesté a mi director espiritual, y lo que él me hacía reflexionar es que aquellos miedos siempre estarán y que es normal sentirlos, vivirlos y hasta experimentarlos; lo que no puede pasar es que eso sea más fuerte para dar un paso, que aquello que nos atormenta no puede hacernos desviar la mirada en Jesús.

Leer más

Mi Lugar.

Creo que muchos tenemos un lugar, en el que podemos sentirnos bien, tranquilos, en paz, en intimidad, e incluso en el que podemos ser nosotros mismos, sin máscaras. A la vez en ese lugar podemos entrar en oración, podemos meditar sobre la vida, o repensar diferentes cosas. Considero que es bueno encontrar ese buen lugar,…

Leer más

¿Es Jesucristo el Señor de nuestros hogares?

Para quien ha comprendido algo de la vida y del amor, ésta es una palabra que dice todo; Cristo nos asegura que quien vive en el amor, aun en medio de las situaciones más difíciles, no está abandonado por Dios, sino que es acogido, amado, llevado hacia la plenitud de la vida y de la alegría. Quien ama, recibe la vida de Cristo y se le da la posibilidad de transmitir vida y esperanza a su alrededor.

Leer más