juventud

EL PAPA DISFRUTA LO QUE HACE.

A sus ochenta y dos años el Papa Francisco sigue con su misión de llevar el mensaje del Evangelio por todo el mundo, a pesar de las muchas responsabilidades no descansa, siempre está atento de lo que pasa en la sociedad, es un hombre que muestra su preocupación por los demás dispuesto a servir con amor e invitando a todos hacer lo que Jesús hacía.

Leer más

Espiritualidad inaceptable.

Una espiritualidad que entre en conflicto con las aspiraciones y deseos de las personas es una que está orientada al fracaso. Decimos esto y pensamos en las personas que han tenido que dividir su vida en experiencias religiosas que les han coartado la posibilidad de lograr sueños, cumplir deseos, llevándolas a una vida más o menos infeliz. Todo esto debido a que la comprensión comunitaria que tienen de la voluntad de Dios no estaba acorde con la idea de felicidad de las personas.

Leer más

ÉL LLAMA LA ATENCIÓN

Sin duda quiero hablar de Jesús, aquel que ha llamado la atención de muchos y la sigue llamando. Siempre llamaba la atención de los fariseos, de los ricos, del pobre, y considero que a hasta la de los ateos. Por su forma de ser, sus acciones y más porque se acercaba al leproso, a prostitutas, a los pecadores, no excluía a nadie, se acercaba aquel que lo necesitaba.

Leer más

Jesús no es superficial.

Me impresiona como las personas muestran una cara de ‘santidad o ‘estampitas’ -como lo dijo el Papa Francisco-, feligreses que hablan todo el tiempo de Jesús, incluso se  aprenden una cita bíblica y la repiten en cada momento, la enseñan a sus conocidos y a los que no, mostrando a un Jesús que tal vez no conocen realmente. 

Leer más

Inspiración momentánea.

Es curioso ver cómo muchas personas se motivan al escuchar predicas, o personas que ahora manejan talleres de superación o escriben diferentes libros mostrando pasos para salir de aquellas situaciones que parecen insuperables. Se llenan de alegría, de inspiración e incluso hasta de mucha fuerza, pero al momento de salir a enfrentarse con la vida real quedan estancados. 

Leer más