juventud

La pereza dentro de mi familia

Muchas veces estar en casa,  con problemas o ciertas dificultades causa pereza, y tal vez un poco más a los jóvenes quienes piensan que todo es fácil, que la vida se basa en estar con los amigos y de salir de paseo, claro, esto es un muy buen plan, pero hay ciertas responsabilidades a las cuales debemos estar atentos, cómo el estudio, trabajos, oficios en la casa.  

Leer más

ÉL LLAMA LA ATENCIÓN

Sin duda quiero hablar de Jesús, aquel que ha llamado la atención de muchos y la sigue llamando. Siempre llamaba la atención de los fariseos, de los ricos, del pobre, y considero que a hasta la de los ateos. Por su forma de ser, sus acciones y más porque se acercaba al leproso, a prostitutas, a los pecadores, no excluía a nadie, se acercaba aquel que lo necesitaba.

Leer más

Mírese primero al espejo

¿Quieren saber por qué parece que los malos llaman tanto la atención y resultan especialmente atractivos, sobre todo entre niños y jóvenes? Porque el mensaje de los buenos se volvió una cosa aburrida, sonsa, fofa, ñoña, que no le dice nada a un mundo como el de hoy en día y fuera de todo: incoherente.

Leer más

Jesús no es superficial.

Me impresiona como las personas muestran una cara de ‘santidad o ‘estampitas’ -como lo dijo el Papa Francisco-, feligreses que hablan todo el tiempo de Jesús, incluso se  aprenden una cita bíblica y la repiten en cada momento, la enseñan a sus conocidos y a los que no, mostrando a un Jesús que tal vez no conocen realmente. 

Leer más

Agradecidos

Esa actitud sensible y noble nos lleva a dar gracias por lo que Dios hace cada día, a  expresar con nuestros labios una alabanza, llena del gozo del amor de Dios hasta por nuestros bienhechores, como los llama San Juan Eudes, aquellos que nos contradicen, persiguen, calumnian, que cumplen con su misión de limar nuestro carácter y acercarnos a Jesús, a una vida nueva.

Leer más

¿No será hora de transformar este presente? ¿no será posible abogar por una identidad propia?

Con el paso del tiempo me he decepcionado un poco de los cristianos (católicos, evangélicos, protestantes, anglicanos…). Debo aclarar que soy cristiano y llego, también, a decepcionarme de mí mismo. Vivimos en un mundo tan (1) individualista, (2) narcisista, (3) egoísta y (4) hedonista, pero el problema es que los cristianos nos hemos dejado llevar por esas corrientes.

Leer más

Inspiración momentánea.

Es curioso ver cómo muchas personas se motivan al escuchar predicas, o personas que ahora manejan talleres de superación o escriben diferentes libros mostrando pasos para salir de aquellas situaciones que parecen insuperables. Se llenan de alegría, de inspiración e incluso hasta de mucha fuerza, pero al momento de salir a enfrentarse con la vida real quedan estancados. 

Leer más