evangelizacion

¡Rendirnos!

    En la lógica humana o en el mundo material rendirse significa someterse al dominio o la voluntad de alguien o algo, representa perder, caer derrotado ante alguien o algo más fuerte. Espiritualmente, rendirse es ser conscientes de  entregarle voluntariamente a Dios el control total de nuestra vida, para que él arranque lo que…

Leer más

Espiritualidad inaceptable.

    Una espiritualidad que entre en conflicto con las aspiraciones y deseos de las personas es una que está orientada al fracaso. Decimos esto y pensamos en las personas que han tenido que dividir su vida en experiencias religiosas que les han coartado la posibilidad de lograr sueños, cumplir deseos, llevándolas a una vida…

Leer más

¡Vivamos!

  La vida es el don más valioso y delicado que Dios nos ha otorgado desde que sopló su aliento sobre nosotros, pero a veces dejamos que la rutina, las dificultades y muchas otras circunstancias finalmente " pasajeras" opaquen su valor. Así como en la vida terrenal hay momentos en en los que nos encontramos…

Leer más

AMOR Y PERDÓN LA ESENCIA DEL CRISTIANO

¿Somos cristianos que predicamos el amor y el perdón? ¿qué estamos predicando en realidad? Lo pregunto porque a menudo me encuentro con personas que predican sobre la prosperidad, la culpa, el pecado, la condenación, el infierno, etcétera. Incluso algunos predican el cristianismo con un tono de supremacía moral (arrogancia). Y, yo pregunto: ¿En qué parte…

Leer más

Aurora del corazón

En cada amanecer las puertas del cielo se abren, brindándonos el gran milagro de la vida y del amor de Dios, una nueva oportunidad de alabar, adorar, admirar, soñar y construir sin límites. Desafortunadamente nos habituamos a caminar por donde nos marca el agitado ritmo del mundo actual y nos distraemos con sus ruidos espirituales…

Leer más

¡Dios ha muerto! ¡Dios sigue muerto! ¡Y nosotros lo hemos matado!

Seguramente los más ortodoxos, se preguntarán por qué este título, otros –un poco– más versados, remitirán sus pensamientos a un ateo, blasfemo, inmoral… Llamado Nietzsche y dirán cómo es posible, esto es una locura: ¡mezclar lo sagrado (el Santo nombre de Dios) con lo profano (ese bigotón arrogante e insensato)! Debo decir, en su defensa,…

Leer más