Corazón

¿No será hora de transformar este presente? ¿no será posible abogar por una identidad propia?

Con el paso del tiempo me he decepcionado un poco de los cristianos (católicos, evangélicos, protestantes, anglicanos…). Debo aclarar que soy cristiano y llego, también, a decepcionarme de mí mismo. Vivimos en un mundo tan (1) individualista, (2) narcisista, (3) egoísta y (4) hedonista, pero el problema es que los cristianos nos hemos dejado llevar por esas corrientes.

Leer más

Oxígeno de Dios

Así como nuestra naturaleza humana cada día necesita activar los pulmones y respirar para extraer el oxígeno del aire y sacar el dióxido de carbono, así nuestra alma cansada y hambrienta necesita del oxígeno de Dios, de su gracia  vivificadora que penetra el alma, ordena, limpia, sana y libera por su amor.

Leer más

Inspiración momentánea.

Es curioso ver cómo muchas personas se motivan al escuchar predicas, o personas que ahora manejan talleres de superación o escriben diferentes libros mostrando pasos para salir de aquellas situaciones que parecen insuperables. Se llenan de alegría, de inspiración e incluso hasta de mucha fuerza, pero al momento de salir a enfrentarse con la vida real quedan estancados. 

Leer más

Hijos del Rey

Así, aprendemos a anhelar y cuidar de su presencia en nuestro templo y a gustar de su dulzura (sal 27,4 ), sin importar nuestro débil pasado, nos sumergimos y nos dejamos envolver, corregir (Pv 3, 11), transformar, fortalecer, llenar de alegría y sabiduría, para soñar y avanzar sin temor ( Lc 12, 32), en la conquista de su reino de amor, justicia y verdad, porque sabemos que él está con nosotros las 24 horas del día, los 365 días del año, en los múltiples lugares del planeta, porque tenemos un incalculable valor como sus hijas e hijos

Leer más