En el año 1989 se reunieron un grupo de hermanos integrantes de la Renovación Carismática Católica de la Parroquia Corazón de María para buscar la manera de hacer más palpables sus obras de misericordia. Las dos cartas de presentación de su labor, son hasta la actualidad, Hogares CREA y la Clínica Asistencial Corazón de María.

La primera de las obras, la Clínica Asistencial Corazón de María ha experimentado cambios con el pasar del tiempo. El Padre Francisco Fierro, sacerdote Claretiano de dicha parroquia ha jugado un papel importante en la consolidación de la misma.

En la misma se ofrecen los servicios de asistencia médica, odontológica, psicológica, además de ofrecer pediatría, alergología, ginecología, urología, entre otras especialidades además del servicio de laboratorio. Un dato que hace aún más llamativa la labor del centro médico es que sus profesionales trabajan gratuitamente.

Guadalupe de Calles y Norma de Kury, presidenta y vicepresidenta de Fundación Carisma hicieron mención de la intención de esta fundación de servir a los más desposeídos también en apoyo para tratamientos de adicciones a las drogas, es por ello que desde 1996 decidieron unirse a la metodología de Hogares CREA; desde entonces se crearon los hogares CREA María Auxiliadora, San Salvador, CREA Femenino Guadalupe de Calles, San Salvador, entre otros espacios en los que se atienden a personas adictas quienes son reinsertados a la sociedad aproximadamente 20 meses después de haber asumido el tratamiento.

La Fundación Carisma inspirada en los dones del Espíritu Santo ha sumado a la sociedad en otras obras como la Clínica Láser, donde se remueven tatuajes a jóvenes, una panadería que es atendida por jóvenes que al finalizar su tratamiento en CREA se forman para servir en este campo y aportar ingresos a la obra.

Foto: Cortesía