En la ciudad italiana de Pésaro, se desarrolló la 41° convocatoria nacional de los grupos y comunidades de Renovación Carismática Católica en el Espíritu Santo, cuyo tema está inspirado en el pasaje del Evangelio de San Lucas (10-30:37), que relata la parábola del Buen Samaritano explicada por Jesús quien al final dice: «El Samaritano tuvo misericordia del hombre herido. Ve y haz tú lo mismo».

En este contexto, el Papa Francisco ha enviado un mensaje firmado por el cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin, en el que dirige a los participantes un afectuoso saludo y recuerda que todos estamos llamados a seguir el mismo camino del Buen Samaritano, que es un reflejo de Cristo, «para amar a los demás de la misma manera en la que Dios nos ha amado».

«El Samaritano se comporta con verdadera misericordia, cura las heridas de que el hombre y se encarga personalmente de su cuidado», expresa el Pontífice, subrayando que todo esto nos enseña que la compasión no es un sentimiento abstracto, sino un acercamiento concreto hacia el otro hasta lograr ensimismarse con él.

Por otra parte, el Papa resalta que Jesús, también hoy repite a cada uno de nosotros: «Ve y haz tú lo mismo», un testimonio que la Iglesia lleva adelante con la misión de que nadie sea privado de la luz ni de la fuerza del Evangelio.

Por último, el Sucesor de Pedro se despide invocando al Espíritu Santo para que derrame abundantes dones que contribuyan al fructuoso discernimiento de este movimiento, y pidiendo asimismo la intercesión de la Virgen María, imparte de corazón su bendición apostólica expresando su petición de que recen por su Ministerio Petrino.

Redacción: Vatican News