Evangelización

AMOR Y PERDÓN LA ESENCIA DEL CRISTIANO

¿Somos cristianos que predicamos el amor y el perdón? ¿qué estamos predicando en realidad? Lo pregunto porque a menudo me encuentro con personas que predican sobre la prosperidad, la culpa, el pecado, la condenación, el infierno, etcétera. Incluso algunos predican el cristianismo con un tono de supremacía moral (arrogancia). Y, yo pregunto: ¿En qué parte…

Leer más

Aurora del corazón

En cada amanecer las puertas del cielo se abren, brindándonos el gran milagro de la vida y del amor de Dios, una nueva oportunidad de alabar, adorar, admirar, soñar y construir sin límites. Desafortunadamente nos habituamos a caminar por donde nos marca el agitado ritmo del mundo actual y nos distraemos con sus ruidos espirituales…

Leer más

Un Propósito, Un Cambio

En la vida tenemos propósitos que nos impulsan a ciertas cosas, ya sean proyectos, sueños, anhelos, tareas, incluso nos ayudan a levantarnos para salir adelante de cualquier situación que se esté pasando. El propósito que te ayuda a impulsarte, puede ser aquella pasión que tienes por dichas cosas, puede ser una persona a la que…

Leer más

¡Dios ha muerto! ¡Dios sigue muerto! ¡Y nosotros lo hemos matado!

Seguramente los más ortodoxos, se preguntarán por qué este título, otros –un poco– más versados, remitirán sus pensamientos a un ateo, blasfemo, inmoral… Llamado Nietzsche y dirán cómo es posible, esto es una locura: ¡mezclar lo sagrado (el Santo nombre de Dios) con lo profano (ese bigotón arrogante e insensato)! Debo decir, en su defensa,…

Leer más

Mi Lugar.

Creo que muchos tenemos un lugar, en el que podemos sentirnos bien, tranquilos, en paz, en intimidad, e incluso en el que podemos ser nosotros mismos, sin máscaras. A la vez en ese lugar podemos entrar en oración, podemos meditar sobre la vida, o repensar diferentes cosas. Considero que es bueno encontrar ese buen lugar,…

Leer más

Mi Camino

Sea cual sea el motivo, en diferentes situaciones de nuestra vida nos hemos encontrado sin rumbo fijo, incluso hemos caído hasta lo más bajo. No tener un rumbo fijo es estar a la deriva, mirando como nuestra vida se nos escapa, y lo peor de todo es que no hacemos nada por hacer que nuestra…

Leer más