Espíritu Santo

Caminantes impávidos

Bien decía San Juan Eudes en sus cartas “Seamos fuertes en el Señor y en el poder de su fortaleza, persuadidos de que nuestro trabajo no es inútil en el Señor. Arrojemos todas nuestras inquietudes en su regazo y él se ocupará de nosotros. Los que nos combaten no lo hacen a nosotros; lo hacen…

Leer más

Siempre en Pentecostés

Hace setenta días o un poco más atrás, en la Iglesia se “vivía” en una expectativa muy marcada esperando la poderosísima y liberadora presencia del Espíritu Santo (Jn 14,26). Sobre esta actitud, hoy vienen algunas preguntas, ¿vivimos en espera gozosa todavía hoy?.

Leer más

Nacer del Espíritu

La promesa de Jesús de enviar su Espíritu se cumplió. A la llegada del Espíritu Santo se le suele dar el nombre de Pentecostés. Pero como en el Nuevo Testamento se narran varias venidas del Espíritu, decimos que hubo varios “pentecosteses”, aunque el nombre no resulte, como veremos, plenamente adecuado.

Leer más

Elogio del Espíritu

Quiero escribirles a ustedes sobre Alguien misterioso, invisible, real, operante, imprescindible, cercano, poderosísimo, definitivo en nuestra vida: es el Espíritu Santo. ¡Quién pudiera hacer el elogio del Espíritu Santo en la vida del hombre, en la vida del santo, en la vida del cristiano, en la vida del amor que ha sucedido en el mundo! ...

Leer más

Nos falta el Espíritu

En sus viajes misioneros en Asia Menor, llegó Pablo a Éfeso, una ciudad bellísima en aquella época. Allí había un grupo de cristianos; Pablo los miró y conversó con ellos y vio que eran fríos, muy imperfectos, y les hizo esta pregunta: ¿Han recibido ustedes el Espíritu Santo después de que creyeron? Y ellos le dijeron: Nosotros no hemos oído decir siquiera que exista el Espíritu Santo (Hech 19, 1-2).

Leer más