Contenido

Lecturas del Miercoles Santo

Primera lectura Lectura del libro de IsaIas (50,4-9a): Mi Señor me ha dado una lengua de iniciado, para saber decir al abatido una palabra de aliento. Cada mañana me espabila el oído, para que escuche como los iniciados. El Señor me abrió el oído; yo no resistí ni me eché atrás: ofrecí la espalda a…

Leer más

Lecturas del Martes Santo

Primera lectura Lectura del libro de Isaías (49,1-6): Escuchadme, islas; atended, pueblos lejanos:El Señor me llamó desde el vientre materno, de las entrañas de mi madre, y pronunció mi nombre. Hizo de mi boca una espada afilada, me escondió en la sombra de su mano; me hizo flecha bruñida, me guardó en su aljaba y…

Leer más

Lecturas del Lunes Santo

Primera lectura Lectura del libro de Isaías (42,1-7): Así dice el Señor:«Mirad a mi siervo, a quien sostengo; mi elegido, en quien me complazco. He puesto mi espíritu sobre él, manifestará la justicia a las naciones. No gritará, no clamará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, la mecha vacilante no…

Leer más

Presta atención: que no te distraiga lo que no suma a tu vida

Hoy en día debemos prestar atención a lo que es importante, como nuestra familia y amigos, e incluso a nosotros mismos, debemos prestar atención a estar en una constante relación con Dios. Es bueno que reflexiones sobre aquellas cosas que has dejado de lado y tal vez han perdido valor en tu vida, porque estas con el afán de conseguir otras cosas que pueden ser importantes materialmente, pero no emocionalmente. Si ya no le prestas atención a tus padres o hijos, es momento reaccionar y volver a a darle valor a las cosas, por ello no dejes perder la luz, siempre presta atención a todo lo que gira en torno a tu vida.

Leer más

Mi familia desde la distancia

Por diferentes ocasiones, tenemos que salir de casa, ya sea por estudio, trabajo o realizar aquellos sueños. Son momentos o etapas en los que nos apartamos de aquel calor de hogar a nuevos campos en los que incluso llegamos a formar otro vínculo familiar. Salir de aquel lugar en el que lo tenemos todo, amor, cariño, un plato de comida seguro, regaños, una que otra alcahuetería y llegar a otros rumbos y encontrarse solo, es difícil.

Leer más