Contenido

Deja que el Señor te hable ahora

El tema de la juventud ha llamado la atención de la Iglesia en los últimos meses: basta recordar el Sínodo sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional, así como la Jornada Mundial de la Juventud, celebrada en Panamá durante el pasado mes de enero. Pero, ¿por qué la necesidad de establecer diálogo con los jóvenes? Aquí dos ideas que nos ayudan a comprender esta necesidad y que nos pueden ayudar también en nuestro crecimiento espiritual:

Leer más

Nos ven como los raros, pero somos iguales

Encontrarte a una persona en la calle en un estado en el que ha consumido una sustancia alucinógena, lo ven como algo extraño, aquel bicho raro - cómo lo dicen en nuestro país- mirándolo con desprecio o con un poco de temor, olvidándose que son humanos igual que los demás. Es claro que su condición no es la mejor, pero tampoco tenemos derecho de juzgarlo por su estado.

Leer más

Ten misericordia: mira al hermano, acércate, levántalo y acompáñalo

Es bueno que sientas empatía por los demás, es importante que entiendas y te coloques en los zapatos de los demás, de aquel que está en la calle, pidiendo un pedazo de pan o abrigo. Tal vez en tu misma casa hay alguien que necesita de ti, de tu tiempo y espacio. Es hora de prestar atención al que está necesitado, es hora que extiendas tu mano y te despojes de ti, para servir a los demás.

Leer más

El “Plus” de Dios Padre

Muchas son las personas que quizá, en el transcurso de su vida, han pedido a Dios por algo en especifico, han orado por un tiempo y al no ver la respuesta de sus peticiones, desisten de seguir clamando a Dios, pues bien, el Papa Francisco, este gran hombre de oración, nos invita a no desanimarnos en nuestra oración, nos insiste en que la oración esta en el pedir, buscar y llamar.

Leer más

No culpes: asume tus errores y carga con las consecuencias

Considero que estamos en una sociedad en la que nos encanta culpar a los demás, o como se dice en Colombia ´se le echa la culpa al otro´. Así la persona haya cometido el error, pero si ve la oportunidad de quitarse aquella culpa, señalará al otro para quedar bien. Tristemente, esto sucede en todas las edades, desde aquel niño que rompió una ventana, señala al amigo para que no sea castigado por sus padres, ahora, qué decir de los adultos, los cuales se van hasta los golpes para dirimir aquel error, incluso en la parte política, unos a otros señalan a los demás acusándolos de las problemáticas del país.

Leer más