En este camino cuaresmal se ha reflexionado sobre diferentes aspectos, a la vez se han pedido realizar ciertas acciones con tus hermano. En estas cuarenta días hemos estado preparando el corazón para cambiar ciertas actitudes que no nos dejan avanzar. Te hemos invitado a vaciar el corazón, que saques aquello que no te sirve para tu día a día. Es importante que en tus reflexiones continues trabajando por tu conversión, para entregarle a Jesús tu corazón. Te has venido preparando para hacer una entrega total al amor.

Hacer una entrega total al amor, vale la pena, no pierdes nada. Entregarse puede resultar un poco difícil por aquellas dudas y desconfianza que pueden haber en ti, pero de seguro te has arriesgado a entregar el corazón a otras personas que te han fallado, hoy tienes la posibilidad de entregar tu corazón a la persona de Jesús quien es fiel y cuida tu vida, por ello, te invitamos a entregarte al amor desbordante de Cristo, aquel amor que ama y no juzga, no tengas miedo, Él es el buen pastor quien te acompaña en cada paso y espera atentamente para que te entregues totalmente a su amor.

Tarea: Que puedas vivir un permanente caminar de Cuaresma.