Siete acciones que te invitamos hacer:

Primero: Llama a aquella persona que tienes olvidada, puede ser tu mamá, papá, abuelos, tíos, primos, amigos; tú sabes a quien has abandonado por ciertas circunstancias.
Segundo: Si conoces a una persona que tiene una necesidad y tienes la posibilidad de ayudarle, no lo pienses tanto y actúa, puede que sea algo material o simplemente alguien que necesita que lo escuches, le des un abrazo, un consejo, no te cierres.
Tercero: Pide perdón a aquella persona a la que has ofendido, deja atrás el orgullo y deja que el amor sea más fuerte.
Cuarto: Dialoga con los tuyos, invítalos a compartir algo en casa, pueda que hace mucho no hacen algo, es bueno tener un espacio en el que compartan y disfruten de la vida.
Quinto: Organiza tus cosas, y dale prioridad a tu vida, a tu tiempo y espacio, disfruta de un buen momento, para ti, dedícate tiempo.
Sexto: Haz un servicio en el que beneficie a los demás, no tienes que ir muy lejos, en casa, en el trabajo o tus amigos necesitan de tu servicio.
Séptimo: Invita a una persona o las que tu desees a orar un momento, agradezcan a Jesús por aquellas cosas que hace en la vida de todos. Sobre todo entrega aquellos gestos que has realizado con entrega.

Tarea: No des por hecho que tus acciones no significan nada para los demás.