13 agosto, 2020

Abandonado en tu AMOR

Todo este temor se lo manifesté a mi director espiritual, y lo que él me hacía reflexionar es que aquellos miedos siempre estarán y que es normal sentirlos, vivirlos y hasta experimentarlos; lo que no puede pasar es que eso sea más fuerte para dar un paso, que aquello que nos atormenta no puede hacernos desviar la mirada en Jesús.

Leer más